SERVICIO DE PERSIANAS

Las persianas a pesar de ser vistas como elementos decorativos, tienen una gran variedad de funciones, protegen contra el sol, permiten un ahorro energético, protección acústica y brindan una mayor sensación de seguridad y privacidad.

Tipos de persianas que se instalan

Las persianas pueden ser divididas de acuerdo al material, al tipo de cajón, las guías, tipo de lamas y el mecanismo de accionamiento. También tenemos persianas de interiores y exteriores. Dentro de las persianas más comunes destacan las siguientes.

Persianas Venecianas: También conocidas como persianas horizontales, son las más comunes en oficinas, se destacan por ser fáciles de instalar y de poseer una amplia durabilidad. Pueden ser de aluminio, madera o plástico. Permiten regular el ingreso de la luz al abrirse en dirección superior.

Persianas Verticales: Su apertura es similar  las anteriores, permiten regular la luminosidad en las habitaciones. Se elaboran a base de aluminio o plástico PVC.

Persianas térmicas: Su función es la de aislar el frio o el calor gracias a que se encuentran forjadas en aluminio y espuma de poliuretano que funciona como aislante. Además permiten aislar los ruidos.

Persianas enrollables: Bloquean los rayos del sol casi en su totalidad. Es uno de los modelos más modernos del mercado actualmente.

Persianas orientales: Permiten el paso del aire y pueden controlar el flujo de luz, se caracterizan por carecer de uniones o soldaduras, están hechas en una sola pieza.

Persianas romanas: Un modelo moderno que destaca por estar elaborado en telas que pueden resistir tanto el polvo como las manchas. Cuentan con varillas para deslizarlas con el cordón lateral.

Persianas japonesas: Cuentan con un mecanismo de apertura basado en un riel que permite desplazarla de izquierda a derecha para poder regular el paso de luz. Destacan por su estética oriental. 

Persianas de madera: Representan una alternativa económica a las persianas, permiten aislar habitaciones de la luz o los ruidos.

Persianas plisadas: Suelen ser muy delicadas, gracias al material del plisado pueden bloquear la luz solar.

Persianas Blackout: También conocidas como persianas de oscuridad total, bloquean completamente la entrada de luz a la habitación.

¿Es posible reparar una persiana?

Las persianas pueden llegar a presentar algunos problemas que interfieran completamente su funcionamiento, pero cada uno de estos problemas tiene solución dentro de los cuales destacan.

Atascos de persianas: Existen muchas causas, podría ser una lama rota, flete suelto o algo atascado.

Persianas bajan por si solas: Debemos verificar todo el mecanismo para asegurarnos buscar la falla.

Rotura de lama de la persiana: En estos casos lo recomendable es sustituir las lamas rotas.

Rotura del motor de la persiana: Puede ser necesario verificar algunos ajustes y conexiones, también revisar el mando y reprogramarlo podría ser de ayuda. 

Existen casos en donde las persianas no podrán ser reparadas y la única solución es sustituirlas, pero antes de tomar alguna decisión lo más recomendable es acudir a un experto.

¿Porque se recomienda motorizar una persiana?

Motorizar una persiana es una solución a muchos problemas, primero es una forma de ahorrar energía al poder aprovechar la luz al máximo, se puede programarlas para abrir o cerrarse a determinadas horas del día para mejorar su rendimiento, además ayudan a aislar las temperaturas con mayor precisión.

No solo destacan como elementos estéticos, permiten controlar la apertura y cierre de manera cómoda sin tener que realizarlo manualmente, se reduce cualquier falla por al manipulación manual y amplían la duración de las persianas.

Ir arriba